domingo, 7 de febrero de 2010

A golpe de remo

[Esta conversación tuvo lugar el 6 de febrero de 2010, en el autobús número 8, dirección Bow Church]

disclaimer: el autor de esta compilación de insensateces no se hace responsable de los posibles efectos psicológicos que los lectores puedan desarrollar.


Mónica: Tengo una teoría conspiratoria...
Celia: A ver...
Mónica: Los tíos que están buenos alcanzan su punto álgido a las 15 años. A partir de ese momento, o se quedan como están o empeoran.
Celia: ¿Y eso?
Mónica: Sí, por ejemplo, el hermano de mi amiga Laura. A los 15 años estaba hecho un pincel, y a los 16 de repente echó un cuello-toro que no veas. Además, se puso un pendiente de estos de Beckham.
Celia: Mira, eso es una cosa que no entiendo. En el instituto todos están a la defensiva de quién es maricón y quien no, y luego se pone de moda llevar unos pendientes como los que llevaba tu abuela.
Mónica: Ya. Bueno, pues eso, que a en cuanto cumplen 16 se empiezan a mazar, y ya no es lo mismo.
Celia: Yo si tengo un hijo, tengo muy claro a qué le voy a apuntar.
Mónica: ¿?
Celia: A piragüismo. Porque con ese deporte los tíos echan unas espaldas...
Mónica: Ahá.
Celia: Vamos, pero que fijo que le meto a piragüismo. Ya puede protestar, en plan "mamá, todo el mundo va a clase de informática", que yo le diré "Manolito, tú a la piragua".
Mónica: hombre, no le vas a obligar.
Celia: Vamos si le obligo. Es por su bien, yo sé lo que me hago.
Mónica: Así que... Manolito, habíamos dicho, de cabeza a darle al remo.
Celia: Exacto.
Mónica: Pues muy bien.

8 comentarios:

Zelgadiss dijo...

xDDDDDDDDDDDDDD

O sea que la clave está a los 15 años... interesante (pero suena un poco pederasta...) XDDD.

*Marina* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
*Marina* dijo...

Hahahaha!

Además hay una cosa muy buena, que con la piragua se les curten las manos, se les hacen muscolosas y.... *hohohoho*
Vale, mi niño irá a piragua como el de Celia!

y si es niña a gimnasia rítmica!

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJA, me encantan esas conversaciones trascendentales de autobús...es como si todo cobrara sentido ;-)

Un besote mu gordooooooo,

Anita

Findûriel dijo...

Pues más le vale a Celia vivir en un sitio costero, porque si no... xD
Arando también se echan buenas espaldas

flordesombra dijo...

JAJAJAJAJAJA, tomo nota, le contaré a Celia tu idea, senpai.

sambucivox dijo...

¿Y Celia es de Madrid? Porque la verdad es que muchos piragüistas en el Mininzares no se ven, no.

A mi me gustan los hombres. A los quince, en mi colegio, todos los tíos eran unos enanos salidos y escuálidos, una cabeza más bajitos que yo y con granos. Y ahora la mayor parte están más que decentes.

Andres dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD En serio, qué conversaciones tenéis XD

Y a mi personalmente espaldas grandes y manos curtidas no me gustan.Ale, he dicho XD