lunes, 29 de diciembre de 2008

"Me lo monto con mi hermana"

En japonés: Boku no imouto ni koi wo suru. Vale, en realidad vendría a significar "amo a mi hermana pequeña". Pero el koi wo suru significa, sin más ni más, "hacer el amor", con lo que ya nos vamos oliendo de qué va la serie.

En efecto, me he adentrado finalmente en uno de los terrenos más oscuros del manga: ¡el incesto! Hurgando por wikipedia me encontré con esta serie, obra de Aoki Kotomi, en la que dos hermanos GEMELOS se lían entre sí. En realidad el problema lo tiene el hermano, Yori, que tiene un complejo de hermana que no se tiene.

Pero la cosa es que cuando le cuenta toda la movida a la hermanita, Iku, ella no se lo toma como una persona normal (clamando al cielo por semejante aberración), sino que se queda en plan "vaya, y yo que pensaba que mi hermano me odiaba por sacar sólo un 3 en el último examen, ¡que maravillosa sorpresa comprobar que soy alguien especial para él!".

Si todo fuera así, bueno, se quedaría en una historia incómoda, porque lo de él no es normal, y lo de ella menos, pero en fin. La cosa es que él, obviamente, se la quiere tirar. Y ahí empiezan las rarezas -que no he podido continual anotando, porque me he quedado en el capítulo 3-:

- El hecho de que a Yori le guste Iku, que es más tonta que una jarra, nos indica que lo que le mola es dominar a-sako-pako. Cuando está enrollándose con ella se pasa el tiempo dando órdenes. Pedanteeee.

- Yori está saliendo con la mejor amiga de Iku, una tal Kusunoki Tomoka, tontaca también. La cosa es que se pasa el tiempo poniendo a prueba a Iku, morreándose con Tomoka delante de ella, etc. Yori, nuestro amigo el retorcido.

- Cuando Iku acepta acostarse con él -bajo chantaje, porque él medio amenaza con irse a un colegio interno con la excusa de que "no se ve capaz de resistir sus impulsos (sexuales) si sigue bajo el mismo techo que su hermana"- , Yori está en plan "mírala, que mona, como tiembla, que terror que siente" "incluso si me dice que no, sé que no podré parar".

Para sorpresa de todos, Iku, en vez de seguir con el rollo de "noo...!" (¿por qué siempre son así de plañideras las japonesas en los manga shojo?), pues le dice, toda lágrima y temblor contenido: "estoy bien, hazlo, Yori". ¿Qué ocurre entonces? Que Yori corta el rollo y decide que "no puede ser tan cruel". Vamos, que se le baja en cuanto ella deja de resistirse. Puto enfermo.

Ahora estoy en una encrucijada, porque no sé si dejarlo ahí -el dibujo no es gran cosa, y todas las cartas que tiene la historia para que se repita lo de la estirpe de Tebas me ponen muy mal cuerpo - ; o seguir leyendo con la esperanza de que no sean hermanos, que a ella la recogieran de la basura y que a él lo infiltraran los extraterrestres en el seno de una familia humana. Vamos, que todo quede en un rollo un poco enfermizo, pero no tan jodidamente morboso.

Si os corroe la curiosidad, pero no queréis algo tan exagerado -el manga se pasa un poco de detalles- podéis ver la peli. Aliciente: sale Matsumoto Jun interpretando a Yori. MAH!
Eikura Naka interpreta a Iku, y es tan tonta como ella. Además padece un caso de robotismo cuando actúa.

En fin, ¿opiniones?

1 comentario:

sambucivox dijo...

"Más tonta que una jarra", expresión ganadora del premio "Metáforas Chorras 2009".

Sólo por reírme contigo de la serie me dan ganas de leerla. ¿Cuan efectiva es una crítica así? ;-)

Besaco.